Thursday, November 10, 2016

La Sociedad Secreta Vril

Hola a todas, ¿Cómo estáis? Espero que las europeas no estéis pasando mucho frío en este invierno que nos ha llegado de repente, y las latinas estéis pasando una buena primavera.

Este post va dedicado a una antigua sociedad secreta de la Alemania nazi llamada Sociedad Vril, que estaba formada únicamente por mujeres y cuya líder era María Orsic, de ascendencia croata y alemana.

Esta Sociedad Secreta se formó a partir se la Sociedad Secreta Thule, que sólo estaba formada por hombres de la Alemania nazi.

Para ilustraros sobre el origen del nombre Thule, los grecorromanos llamaban así a la isla más al norte del mundo (es decir, Europa, en aquella época, claro). En general se dice que hace referencia a Escandinavia, sin embargo yo pienso que en realidad los grecorromanos se referían a Svalbard (isla noruega del océano Ártico), ya que Svalbard sí que es en efecto un isla, y no una península como es Escandinavia (Noruega y Suecia mainlands).

No he investigado cuáles eran los propósitos de la Sociedad Secreta Thule, obviamente estarían relacionados con la raza aria, pero no sé con qué métodos operaban. Lo que sí he leído es que a partir de ellos se formó la Sociedad Secreta Vril.

La fundadora de esta sociedad secreta, María Orsic, sostenía que la raza aria en realidad no descendía de los antiguos atlantes (de la Atlántida que se hundió en el océano Atlántico), sino que venían de la galaxia de Andrómeda, de Aldebaran en concreto. Esto puede sonar a cuento "chino", pero realmente leyendo sobre el reino de Sumeria, hay algunas similitudes con los Annunaki.

Imagino que muchas estaréis perdidas y pensando que "se me ha ido la olla" escribiendo aquí sobre alienígenas de la galaxia de Andrómeda, aunque en verdad os invito a que busquéis en Google información sobre Sumeria y los dioses Enki y Enlil y lo que hicieron con los humanos (así siempre tendréis algo interesante para contar en reuniones sociales). Sobre la Sociedad Secreta Vril, os termino de contar aquí lo más espeluznante de sus hechos.

Bien, su fundadora, María Orsic, sostenía que el cabello y sus puntas eran antenas electromagneticas para comunicarse con seres lejanos, en otros planetas o galaxias. De forma que, las mujeres de la Sociedad Vril se dejaron el pelo largo larguísimo (hasta tocar el suelo y más) para poder tener más electromagnetismo y poder establecer contacto con seres muy lejanos. De hecho el lema de esta sociedad era:

"El que más rápido vuela, es el pensamiento"

Esto puede hacer alusión a la telepatía, y hace décadas sería difícil de creer. ¿Pero hoy en día? Vivimos en las redes sociales, nos comunicamos con nuestros amigos, familia, y contactos de trabajo por email, whatsapp, messenger, snapchat, etc. ¿Acaso nunca os ha pasado que habéis "intuido" o "sentido" lo que la persona al otro "lado" de las tan distanciadas redes WiFi sentía o estaba más o menos pensando en ese momento al recibir vuestro mensaje? ¿Acaso no es eso una forma "inconsciente" de telepatía generada por la electricidad presente en las ondas magnéticas del aire?

El total de mujeres que se conoce que formaban parte de esta sociedad eran unas 6. Se reunieron en cierta casa de Baviera con los miembros de la Sociedad Thule, y según dicen, recibieron entonces instrucciones por parte de los seres de la galaxia de Andrómeda para construir los platillos volantes y desplazarse así al espacio, además de otra información sobre los orígenes de la raza aria y de la Antártida.

Fue en esta época cuando los nazis empezaron a hacer exploraciones en la Antártida viajando allí con un submarino, y llevando a una legión de adolescentes ucranianas (entrenadas en diversas áreas) para formar en la Antártida la "Nueva Suevia".

No se sabe cómo quedo esto, ya al cabo de 1 año o así Alemania perdió la II Guerra Mundial y Estados Unidos mandó 4.000 soldados a la Antártida en la operación High Jump, (sí.. 4.000 soldados para ver lo que habían hecho unas adolescentes ucranianas, supuestamente, y otras investigaciones).

Volviendo a la Sociedad Vril, ¿Cómo conseguían ellas conectar su largo cabello con el pensamiento de seres en otras galaxias? El método era bien sencillo:
Se hacían una cola de caballo las que tenían el pelo más largo, y, estando completamente desnudas, juntaban una frente a otra sus largas coletas y entrelazaban sus largos mechones de pelo en sus terminaciones finales. Además de ponerse en cierta postura con la zona lumbar arqueada hacia atrás. Desconozco el porqué pero intuyo que tendría algo que ver con la electricidad que fluye por nuestros cuerpos. Somos protones, electrones y neutrones (y quarks).

Por supuesto, sería demasiado ingenua si descartase que las miembras de la Sociedad Vril no mantenían ningún tipo de relación sexual con los miembros de la Sociedad Thule.

Realmente viendo sus fotos, eran todas muy guapas y parecían muy inteligentes. De hecho no pienso que fuera casualidad que fueran ellas y no otras quienes formaron esta Sociedad. Fueron escogidas, pienso.

Según he leído, los nazis llegaron a construir esos platillos volantes, y hasta hay una foto de María Orsic frente a uno de ellos. Una foto inquietante en cierto modo.

La leyenda más urbana sobre estas sociedades secretas, cuando que María y otros dejaron la Tierra partiendo hacia la galaxia de Andrómeda con estos platillos volantes. Quién sabe ...

Lo que más me ha llamado la atención de toda esta historia es acerca del electromagnetismo del cabello largo, y la posibilidad de que pueda servir como una antena o sea un transmisor de fuerza vital para su propietaria.

¿Cuántas veces se nos ha quedado el pelo pegado al cepillo al cepillarnos? Y lo hemos levantado, movido de lado a lado, y ahí sigue el cabello, pegado al cepillo o al peine. Eso no nos pasa con ninguna otra parte del cuerpo.

No es ni mucho menos la primera vez en la historia de la humanidad que se hace referencia a fortaleza de tener un cabello largo.

En la Biblia se cuenta la historia de cómo Sansón perdió sus poderes cuando Dalila le cortó el pelo (¿Lo querría para ella?).

También es sabido que cuando los indios nativos de Norte América, que se integraron con los blancos, les fue cortada su larga cabellera, luego eran incapaces de orientarse en los frondosos bosques de USA y encontrar el camino. Y asimismo, cuando ellos se vengaban de los blancos por colonizar sus tierras, lo que hacían era arrancarles la cabellera (con piel y todo, nada de raparles la cabeza). Al fin y al cabo, tenemos las raíces del cabello junto al cráneo, y ahí está nuestro cerebro.

Desde luego, estas cosas a mí me han dado que pensar. ¿Y a vosotras?

"El que más rápido vuela, es el pensamiento".

No comments:

Post a Comment

Escribe aquí tu comentario ;)